Rápida y furiosa

(Este post fue escrito originalmente el 5 de abril de 2009 en CríticaPura)

Corea del Norte cumplió con lo anunciado y lanzó un cohete de prueba este sábado, a las 11:30 (hora local). La controversia se desata porque, a decir de Pyongyang, el cohete portaba un satélite, y el objetivo del lanzamiento sería su puesta en órbita, lo cual es un acto legítimo de según el Acuerdo sobre el Espacio Exterior de la ONU. No obstante, la lectura en el resto de las capitales mundiales es que en realidad el lanzamiento fue una prueba para la puesta en operación de un misil de largo alcance tipo Taepodong-2, cuyo rango de alcance se extiende a unos 6,000 kilómetros, lo cual es suficiente para poner en la mira a Japón, India, Rusia, China, Pakistán y sobre todo, para alcanzar suelo norteamericano en Alaska.

NK missile map

En cualquier escenario, lo cierto es que desde el lanzamiento del Sputnik por la URSS en 1957, los cohetes satelitales han sido el laboratorio de prueba para el desarrollo de tecnología para misiles intercontinentales. En 2006, el régimen comunista encabezado por Kim Jong II ya había intentado, fallidamente, el lanzamiento de un Taepodong-2, poco después realizó una prueba nuclear.

¿Cuál es pues la lectura que se le puede dar a esta afrenta? Corea del Norte desea enviar un mensaje en varios frentes.

N Korea rocketAnte Corea del Sur, se trata de una vieja rivalidad que hoy se cifra en obtener la delantera en la carrera espacial, que como se dijo, es un termómetro en la carrera armamentista. Para Japón el mensaje es diferente: una competencia tecnológica es fútil, dada la inconmensurable brecha que claramente aventaja a los nipones. No, hacia Tokio se trata de una muestra de osadía, de disposición al conflicto, lo cual queda patente si uno analiza la trayectoria del reciente lanzamiento, que cruzó por arriba del archipiélago, y cayó en el mar de Japón. A raíz de ello, Tokio ha solicitado ya una reunión emergente del Consejo de Seguridad de la ONU. México, que tiene la presidencia del Consejo durante abril, ya ha llamado a sesión para este domingo a las 15:00 hrs. (Por cierto, y para la anécdota, el embajador mexicano ante la ONU y el Consejo de Seguridad es un colega internacionalista de El Colegio de México, Claude Heller).

Para Estados Unidos, esta bien pudiese ser la primera crisis política internacional que enfrente la administración de Barack Obama. Pyongyang quiere actualizarse en la agenda mundial, bien como una forma de afianzar el control interno mediante el viejo truco de generar la tensión con el exterior, o bien buscando probar los límites de la Casa Blanca para una futura ronda de quit pro quo. Es por ello que Washington debe, como señalan sus aliados de la región, responder con una llamada al diálogo, pero también con una categórica condena, si desea evitar la política del chantaje y la amenaza, en lugar del consenso y la paz. Más aún, este lanzamiento se enmarca en la reunión de Praga para la cumbre de Estados Unidos y la Unión Europea en donde, entre otros temas, Obama intenta un acercamiento con una Rusia que está a la defensiva por la reciente ampliación de la OTAN hacia el este. Uno de los puntos en la agenda es ni más ni menos que la reducción de arsenal nuclear; el nuevo gobierno estadounidense, pues, empieza a edificar las bases para una nueva política exterior, y a tejer los canales de comunicación para emplear su liderazgo global orientado a una política de entendimiento, lo cual hace aún más incomprensible la decisión norcoreana de apostar por la provocación.

North Korea has broken the rules, once again … with this provocative act, North Korea has ignored its international obligations, rejected unequivocal calls for restraint, and further isolated itself from the community of nations … now is the time for strong international response –Barack Obama.

Otra consideración a tener en mente es que el desarrollo de tecnología de misiles de largo alcance no sólo representa una amenaza a la seguridad pensando en su uso por Corea del Norte, sino por los posibles compradores de esta tecnología (entre ellos Irán, Siria y Pakistán). Si esto fuese cierto, las pretensiones de Pyongyang encontrarían efectos secundarios incrementando las tensiones en Oriente Medio también, como si ahora no fuese suficiente.

NK population undernourished¿Y qué tenemos al final del día? Tenemos un régimen norcoreano, que ha gastado millones en este lanzamiento, cuando en casa su población (al menos 9 millones de personas, o la tercera parte de los habitantes) enfrenta la terrible escasez alimentaría –a la vez que rechaza la ayuda alimentaría de grupos occidentales. La pregunta de fondo es, ¿se justifica la inversión en capacidad balística nuclear como medio de garantizar la seguridad nacional? Pareciera que les puede salir el tiro por la culata. El debate en Japón ya empieza a apuntar a que Tokio podría abandonar su tradicional posición pacifista (desde el fin de la Segunda Guerra Mundial, el artículo 9º de la constitución japonesa renuncia a la guerra, y establece restricciones al gasto militar). Un Japón re-armado y autosuficiente para su defensa será una consecuencia lamentable pero lógica ante una política belicista de sus vecinos, como lo sería de cualquier país que viese amenazada su integridad, y que viera cerradas las puertas del diálogo. En efecto, este tipo de provocaciones sólo da argumentos y justifica en Washington para proseguir los planes de construir un escudo antimisiles en Europa del este, cuyo resultado no sería otro que la tensión con Rusia. Nuevamente, esto es echar gasolina a un fuego que hoy se busca sofocar.

Es cierto que en el pasado muchas naciones recurrieron al desarrollo de armamento de largo alcance y nuclear. Pero no menos cierto es que la guerra fría acabó hace veinte años, y que la teoría de la contención que pudo justificar la paradoja ‘de armarse para la guerra en nombre de mantener la paz’ está hoy cada vez más agotada. En México no sólo sabemos esto, sino que hemos sido pioneros en alzar la voz y tomar acciones. Recordemos el Tratado de Tlatelolco, impulsado por el diplomático michoacano Alfonso García Robles, en virtud del cual los países signatarios de Latinoamérica y El Caribe se comprometen a mantener desnuclearizada la región.

El desenlace de esta historia no se sabrá ahora, sino conforme el ajedrez internacional se vaya moviendo en los próximos días. Por ahora, lo que vemos es que una acción en Corea del Norte impacta en el clima de seguridad internacional, en el lejano Oriente, por supuesto, pero también en Oriente Medio, y potencialmente en Europa, Rusia y Estados Unidos. Con estos antecedentes, China, aliado de Corea del Norte que que tiene poder de veto en el Consejo de Seguridad, bien podría estar reconciderando la convenciencia de sus cercanías con Kim II. Es pues una prueba para el liderazgo de la nueva administración de Obama, y para las instituciones internacionales, la ONU en particular. La respuesta debe ser categórica.

N Korean missiles

Referencias,

El PaísNew York TimesFinancial TimesBBC Le Monde.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s

%d bloggers like this: